Cuando quiero intensamente a una persona, no digo nunca su nombre a nadie. Es como ceder una parte de ella. He aprendido a amar en secreto.